lunes, 23 de diciembre de 2013

¿CUÁLES SON LOS CAMBIOS A SEGUIR, PARA PASAR DE UNA EMPRESA FAMILIAR HACIA UNA FAMILIA EMPRESARIA?

En estos tiempos mucho se habla sobre las distintas razones por las que las Empresas Familiares no sobreviven a las siguientes generaciones (segunda, tercera), en mi experiencia, de varios años,  asesorando y capacitando a diversas Empresas Familiares, descubrí algunas Familias Empresarias, y nos podemos preguntar ¿cuál es la diferencia entre una y otra
La primera es la más común, aquella que se inicia con el emprendimiento de un fundador que gracias a su esfuerzo, trabajo y visión de negocio, lleva a cabo una empresa que desea que se prolongue en el tiempo a través de sus descendientes directos, en este camino existen diversidad de temas que abordar, como la sucesión por ejemplo en sus distintos ámbitos. Pero existe también un componente importante que transforma a la Familia de esa Empresa Familiar, en un Familia Empresaria, y es la capacidad de desarrollar en los miembros de las generaciones siguientes el espíritu emprendedor y la iniciativa, que los llevará de una u otra manera a tener diversos negocios o empresas en diferentes rubros, pudiendo participar la familia como accionista parcial o total de cada uno de ellos.
Del nivel de orientación emprendedora e iniciativa que tenga la Familia Empresaria dependerá la generación de valor transgeneracional, es decir, que si la familia tiene una potente orientación hacia "intentar e innovar" ese valor generado se irá transmitiendo de generación en generación.  Este es un aspecto muy valioso, ya que podrán pasar por diversas situaciones críticas, como de hecho sucede, pero si la familia tiene una fuerte orientación emprendedora surgirán ideas que se concretarán en soluciones y/o nuevos proyectos, los cuales serán el sustento para seguir con el negocio familiar a través de los años con la misma o con diferentes empresas, pensando siempre en la transmisión de valor para las futuras generaciones.
El camino no es fácil, pasar de una empresa familiar exitosa a un Grupo Familiar Empresarial sólido, requiere de mucha visión por parte del fundador, primero para lograr transmitir el espíritu emprendedor, la iniciativa y además lograr que estos dos ámbitos (empresa y familia), que se cruzan inevitablemente se mantengan cada uno en su competencia.
¿Todas las Empresas familiares deben llegar a ser Familias empresarias?. No necesariamente, como todo los relacionado con la familia, dependerá de la particularidad de cada una, del entorno en el que se desarrollan ya que todas son diferentes en esencia, sin embargo quien quiera llegar a serlo requiere: Espíritu emprendedor enmarcado como uno de sus principales valores familiares y como todo buen Grupo Empresarial Familiar, una muy buena profesionalización de la dirección y el gobierno.
CONCLUSION

Las Empresas Familiares deben ser el punto de partida, en el camino se irán incorporando los mejores exponentes del clan familiar, aquellos que puedan crear valor a la organización, pues ellos serán los impulsadores del cambio, de ahí se lograra una visión compartida que se ira transmitiendo de generación en generación, he ahí cuando se inicia la transformación y la orientación hacia una Familia Empresaria.

JORGE DEL CASTILLO CORDERO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

TARJETA DIGITAL

Amigos les indico mis referencias para poder contactarnos. Saludos