martes, 7 de febrero de 2012

ASESORIA EMPRESARIAL Y SU ROL COMO "DOCTOR DE EMPRESAS"

A lo largo de mi experiencia profesional y mas aun como Asesor Empresarial, he comprendido, sin querer pecar de falsa modestia, que me considero un "Doctor de Empresas", pues me gusta el AYUDAR a diagnosticar y "CURAR" los males de una inadecuada gestión...El problema se da cuando el empresario me llama en el momento "MAS DIFÍCIL" para HACER LOS CAMBIOS. Por ello, se debemos fomentar un "CULTURA de PREVENCIÓN" en la gestión de los negocios, con el fin de hacer las cosas "antes de.." y no "después de.."
¿CUAL ES UNA SEÑAL QUE PUEDE INDICAR QUE UNA  EMPRESA REQUIERE AYUDA?

Tal vez una de las primeras señales, pero no necesariamente la única, sea la perdida de liquidez, es decir la perdida de contar en caja los recursos necesarios para paga las obligaciones así como el poder aprovechar oportunidades del mercado, tales como mejores precios o capacidad de invertir.

Recordemos: "UN NEGOCIO ES NEGOCIO SÓLO CUANDO GENERA UNA CANTIDAD  RELATIVAMENTE SUFICIENTE DE DINERO"
La generación de efectivo es uno de los principales objetivos de los negocios. La mayoría de sus actividades van encaminadas a provocar de una manera directa o indirecta, un flujo adecuado de dinero


EL DETERIORO FINANCIERO ES UN PROBLEMA QUE SURGE GRADUALMENTE ......


Por ello, se debe tomar en cuenta las siguientes señales:
 
INICIAL :
  • Margen de rentabilidad disminuye notablemente
  • Se dificulta servicio a la deuda
  • Demoras en el pago a proveedores y acreedores.
  • Fallas en la producción bienes/servicio frecuentes
AVANZADO :
  • Situación caótica
  • Incapacidad de mantener eficiencia y calidad
  • Faltante crónico de materiales e insumos
  • No pago de las planillas, impuestos, deuda, etc.
  • Aumento de sobregiros
  • Restricción total de proveedores y del sistema financiero
En conclusión:  "Las empresas no quiebran solo por un problema de perdidas, sino fundamentalmente por la falta crónica de la LIQUIDEZ" .De ahí la necesidad de fomentar una cultura de prevención en los negocios.

JORGE DEL CASTILLO CORDERO